Piojos: prevención y tratamiento

Información de interés para las familias de nuestro alumnado sobre prevención y tratamiento de los piojos.

Desde hace unos años, se está observando un aumento considerable de la Pediculosis (piojos). Son más frecuentes en los niños, ya que el contagio se produce con facilidad en el medio escolar debido al estrecho contacto con otros compañeros de clase parasitados.

Cualquier persona puede ser infestada por piojos y, aunque no supone ningún riesgo para la salud, constituye un problema sanitario que debe prevenirse y tratarse.

¿Cómo se contagian y cómo saber si tiene piojos?

Los piojos son parásitos que habitan exclusivamente la cabeza humana y se contagian muy fácilmente por contacto directo. Son incapaces de volar o saltar, pero se mueven muy rápido de cabeza a cabeza o a través de objetos (pines, gorras, etc.).

Aunque la aparición de picores nos pone en alarma, debemos examinar cuidadosamente el pelo, con ayuda de una lendrera, para comprobar si hay o no liendres (pequeños huevos de color blanco que se adhieren al pelo). Las liendres son más fáciles de ver que los piojos.

Medidas de prevención

Se previenen con una esmerada higiene personal. No existe ninguna loción o champú que evite la aparición de piojos. Los piojos pasan fácilmente de una persona a otra, por lo que es muy importante mantener las medidas higiénicas adecuadas que a continuación se indican:

  1. Lavar con frecuencia el pelo, con jabón o champú normal.
  2. Peinar y cepillar diariamente el pelo.
  3. Revisar frecuentemente la cabeza de los niños, especialmente detrás de las orejas y en la nuca.
  4. Limpiar los peines y cepillos con frecuencia.
  5. No intercambiar peines y otros accesorios para el pelo.
  6. No usar de forma preventiva lociones ni champús contra piojos.

Tratamiento

La eliminación de los piojos es fácil con un correcto tratamiento. La forma más apropiada de iniciar el tratamiento es con una loción, preferiblemente a base de piretrinas. Las lociones permanecen durante más tiempo en contacto con el cabello que el champú insecticida, el grado de penetración en los huevos es mayor y, por consiguiente, tienen mayor poder ovicida. Los champús se van con el aclarado, y su poder ovicida es menor.

  1. Mojar todo el cabello y cuero cabelludo con una loción antiparasitaria. No tapar la cabeza con toallas o similares (absorben el producto y no hace efecto).No lavar el cabello antes de aplicar la loción.
  2. Pasadas 2 a 4 horas lavar el cabello con champú normal o antiparasitario.
  3. Aclarar con agua y vinagre (una parte de vinagre y dos de agua): El vinagre ayuda a deshacer el cemento que adhiere la liendre al cabello. No secar el pelo con secador, el aire caliente destruye el insecticida.
  4. Una vez aclarado el pelo, quitar las liendres con la mano (es lo más eficaz) o con una liendrera (peine de púas muy juntas).
  5. El tratamiento debe repetirse a los 10 y 20 días. La repetición del tratamiento en estos días destruirá el nuevo piojo antes de llegar a la madurez y por tanto antes de poner nuevos huevos.
  6. Los peines, adornos para el pelo, etc., se deben sumergir durante una hora en loción antiparasitaria. La ropa, toallas, etc., se deben lavar con agua caliente.

Fuente

Ojo al piojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *